Noticias

Consulado de Bolivia organiza cálido encuentro con Kala Marka en Museo Violeta Parra
sábado, 4 de febrero de 2023

Este 17 de enero, el Consulado General del Estado Plurinacional de Bolivia en Santiago de Chile organizó en el Museo Violeta Parra un conversatorio con el famoso conjunto boliviano Kala Marka, una expresión de arte y cultura aymara escuchada con devoción en toda América Latina y públicos europeos. La actividad se enmarcó en las celebraciones del Día de la Fundación del Estado Plurinacional de Bolivia.

El evento resultó de una combinación entre la interpretación de los temas musicales más conocidos de la banda y el diálogo entre los miembros del conjunto con el numeroso público presente.

El fundador del grupo, Rodolfo Choque Quispe, originario del Lago Titicaca, indicó que, “nuestro mensaje fundamental es de amor, de paz, de querer vivir en armonía. Para nosotros no existe ninguna diferencia entre la gente que vive en el campo o en la ciudad, todos somos seres humanos”, y agregó que, “no hemos aprendido en ninguna universidad, en ningún centro de estudios. Ya los abuelos nos habían acunado con las melodías que hacemos”.

Rodolfo señaló que, “en nuestros viajes a Europa, buscamos un lugar de respeto para nuestra música. También nos ha interesado siempre la manera de transmitir a los hermanos más jóvenes de Bolivia cómo continuar cultivando sus vivencias, sus ritmos, sus danzas. De esa manera, le cantamos a los elementos, al agua, al sol, la tierra, el viento. Somos mensajeros”.

Choque Quispe recitó una plegaria aymara que quiere decir que “todos vivamos juntos, que nadie se quede atrás, que todos tengan todo lo necesario para vivir y que a nadie le falte nada”.

Por otra parte, el baterista de Kata Marka, Benjamín Chambi, dijo que, “yo he tenido que desaprender todo lo que tenía errado en mi cabeza. Estudié jazz, rock y otros ritmos en la universidad. Y debí hacer un proceso complejo para interpretar los sonidos y sentidos de nuestro pueblo. Con los maestros logré aprender a hablar aymara”, y añadió que, “cuando me tocó por primera vez viajar con Kala Marka a Cali, Colombia, conocí el Valle del Cauca donde los pueblos ancestrales cuentan con guardias indígenas para resistir y preservar sus fronteras. Ahí se me acercó uno de los integrantes de esas guardias indígenas y me dijo que desde su puesto de vigía, en sus largas jornadas de soledad, para darse fuerzas escuchaba la música de Kala Marka que almacenaba en su teléfono celular. Allí aprendí que la cultura es revolución”.

Otro de los maestros fundadores del conjunto, Hugo Gutiérrez, aymara y altiplánico, explicó que, “tenemos más de 12 álbumes, 150 canciones, 37 composiciones de éxito, y ahora estamos visitando los teatros de Latinoamérica. Hemos tenido la suerte de haber nacido en la ladera del Illampo, y debido a lo bien que nos ha ido, hemos podido, entre tantas cosas, poder adquirir terrenos en la Amazonía brasileña para los pueblos indígenas atacados por el extractivismo petrolero. Y en 1984, durante la dictadura en Bolivia, logramos construir cuatro casas de acogida para niños que vivían en las calles de La Paz”.

Hugo manifestó que, “muchas de las canciones que he compuesto para el grupo ya las tenía en mí desde siempre, vivían en mis sueños, como Amazonas, Aguas claras. Kala Marka significa Pueblos de Piedra y Pueblos Eternos”.

Los componentes de la banda agradecieron especialmente el patrocinio y organización del Consulado del Estado Plurinacional de Bolivia, brindando un saludo caluroso al cónsul Fernando López y al vicecónsul Marco Caballero, y a todo el personal de la representación diplomática.

El próximo año Kala Marka cumple 40 años de vida. Sus canciones hicieron conmoverse, vibrar, bailar y aplaudir al público presente en la actividad realizada en vísperas de su completa presentación, con grupos de danza en escena y más de 30 personas trabajando para ofrecer un espectáculo de excelencia, que efectuarán el domingo 22 de enero en el Teatro Caupolicán de Santiago de Chile.